1 nominación:
 
Mejor película extranjera
Desde Bélgica y hablada en flamenco, llega la historia de Elise y Didier, tatuadora ella, banjo player en una banda greengrass él, dos personas magnéticas y bohemias que viven al límite de la marginalidad. Enamorados con una envidiable y exultante intensidad desde el momento en que se ven, forman una envidiable pareja que se convierte en familia con la llegada de la encantadora Maybelle. Todo parece ir sobre ruedas cuando, 6 años más tarde, les sobreviene  una terrible tragedia para la que no están preparados. 
 

“Todas las familias felices se parecen, pero las infelices lo son cada una a su manera” es la mitiquísima frase inicial de Anna Karenina. Y es que lo que hace que nos enamoremos (o no) de una familia y sus desdichas, es su atractiva y, casi siempre, desgarradora singularidad. ¿Tendrán algo de especial o extraordinario Elise y Didier?
 
 
 
Contras
*Puede resultar brutalmente pesimista, hiriente y “flagelante” (especialmente para aquellos que sean padres).
 
*Transcurre por terrenos conocidos y puede intuirse claramente y desde el comienzo cuál será su parada final.
 
*Hay escenas que adquieren un tono panfletario naif y nada sutil que resulta algo forzado y no acaba de encajar en el film (de hecho, incluso puede sacar al espectador de la película).
 
* En ocasiones, peca de ser demasiado sensiblera.
 
*El título, más poético e inspirado que el original (The broken circle breakdown), es un spoiler.
 
 
 
Puntos fuertes
 
*Crear personajes tridimensionales que no se conviertan en un refrito o una versión actualizada de otros tantos que hayamos visto hasta la fecha, es bastante más complicado y meritorio de lo que parece. Alamaba Monroe lo consigue. No sólo creemos a la pareja protagonista (¡maravillosos Veerle Baetens y Johan Heldenbergh!) y empatizamos con ella desde el comienzo, sino que la seguimos hasta donde quiera llevarnos (además, su química es desbordante e incluso la niña resulta un talento de lo más adorable).
 
*Su brillante montaje fragmentado lleno de saltos temporales que genera un efecto emocional en el espectador a través del contraste entre las etapas felices y tristes de la pareja. Esta especie de “montaje de choque” de secuencias, está articulado de tal manera que nunca resulta confuso (siempre sabemos si estamos en el presente, pasado o futuro de la historia).
 
*Su fabulosa banda sonora. Las canciones del film no solo están perfectamente integradas en la narración, sino que son un recurso vital para expresar, contrastar, matizar y elevar la temperatura emocional de la historia.
 
*Su intensidad dramática no dejará indiferente a nadie (algunas frases de su guión se quedan grabadas a fuego).
 
*La metáfora de los pájaros que chocan irremediablemente contra los cristales.
 
 
 
¿Qué aportará?
Merece la pena conocer a Elise y Didier. Alabama Monroe es un intenso melodrama, todo un carrousel emocional con un montaje y un uso de la música fabulosos, que, a pesar de dejar noqueado sin remedio al espectador, resulta más que recomendable. 
 
 
 
¿Opciones oscariles?
Todo apunta a que la favorita indiscutible es La grande bellezza de Sorrentino (triunfó en los premios de Cine Europeo, se ha llevado el globo de oro, el Goya, y el Bafta, entre otros). Sin embargo, la carrera de premios del film de Felix Van Groeningen no es nada desdeñable y nadie se extrañaría que pudiese dar la sorpresa. ¿Antecedentes? Sus premios cosechados, entre otros, en el festival de Tribeca (mejor guión y mejor actriz), Cine Europeo (mejor actriz), su recién cosechado Cesar y Satellite Awards a la mejor película extranjera.
 
Es incomprensible (y sangrante) que una película con una banda sonora tan potente no sólo no haya sido nominada a mejor BSO, sino que ni siquiera haya arañado una triste nominación a la mejor canción.


Las frases (¡Atención, spoilers!)
 
“Lo sabía. De hecho, siempre lo he sabido. Que era demasiado hermoso para ser cierto. Que no podía durar. Que la vida no es generosa. No tenemos derecho a amar, no podemos encariñarnos pues la vida no hace obsequios. Vuelve a llevarselo todo riéndose en tu cara, te traiciona”.
 
“¡Mierda! ¡Malditos pájaros! Con el tiempo, esperarías que eso se inscriba en sus genes. Que contraigan una especie de instinto pasado de madre a polluelo, que cuando vean un marco lo esquiven en lugar de volar a través. Pero aparentemente, es preciso que generaciones de pájaros se estrellen contra este vidrio antes de que lo entiendan”.
 
“If I needed you, would you come to me. Would you come to me, and ease my pain? If you needed me, I would come to you. I’d swim the seas for to ease your pain”
 
 
 
El especial oscaril sigue en…
 
Crítica de Capitán Phillips
 
Crítica de Philomena
 
Crítica de Nebraska
 
 
Crítica de Frozen
 
Minicríticas de Gravity, 12 años de esclavitud, The wind rises y Dallas Buyers Club aquíy aquí
*
Anuncios