Título:Argo

Dirigida porBen Affleck

Extraída deSección oficial (fuera de concurso)

Sinopsis: En 1979 la embajada de USA en Teherán es ocupada por un grupo de iraníes, pero 6 de sus trabajadores consiguen escapar. Tras encontrar refugio provisional en la casa del embajador canadiense, el gran reto de la CIA es rescatarlos y sacarlos del país antes de que sean capturados. Para ello, recurren a un agente experto en secuestros al que se le ocurre un curioso e insólito plan: inventarse una película de ciencia ficción y hacer pasar a sus compatriotas por el equipo que pretende rodarla.
 

Crítica: Mezclando inteligentemente thriller político made in seventies, comedia ácida y drama, poco hay que reprocharle al tercer trabajo de Affleck tras la cámara.
Tras un trepidante y didáctico prólogo, el resto de la cinta, genialmente ambientada, transcurre en un crescendo de suspense y agradecidas gotas de humor autocritico y mordaz (a cargo de unos geniales Alan Arkin y John Goodman) que más que quitarle fuerza a la parte dramática, la fortalecen.

Affleck demuestra tener muchos amigos y/o muchos compañeros deseosos de ponerse en sus manos, que, al contrario de lo que pueda parecer, añaden veracidad a la trama. Argo está tan plagada de rostros conocidos, tanto de la pequeña como de la gran pantalla, que resulta curioso tratar de adivinar de dónde conoces a tal o cual actor/actriz.
 
 

Si bien es cierto que alguna subtrama no tiene la fuerza de la principal y que Affleck fuerza un poco el clímax final al más puro estilo made in Hollywoodpara darle aún más emoción a la historia, el resultado es, cuanto menos, interesante para los paladares más exigentes. En mi opinión, sin embargo, sin llegar a resultar redonda, Argo es una de las películas del año.

Anécdotas festivaleras: en el pase de prensa del Zinemaldia, el público no pudo reprimir su emoción y arrancó a aplaudir en una de las escenas clave del film.
Durante la rueda de prensa, Affleck confesó que el argumento de su tercera película como director es tan disparatado, que si no estuviera basada en hechos reales, nadie se la creería.
 

Lo que dará: Además de una sustanciosa taquilla y la confirmación de Affleck como director, la carrera de Argo podría llegar, incluso, hasta los oscars.

 *
Anuncios