Interior. Apartamento de Annie. Noche.
Alvy: ¿Qué…? Soy yo, abre la puerta.
Annie. abre.
Annie: Oh.
Alvy: ¿Estás bien? ¿Qué te pasa?
Annie (suspira): Hay una araña en el baño.
Alvy: ¿Qué?
Annie: Hay una araña negra grandísima en el baño.
Alvy: ¿Y para eso me haces venir a las tres de la madrugada?¿porque hay una araña en el baño?
Annie: Dios mío, ya sabes que soy un poco aracnófoba…
Alvy (suspira): Ooooh.
Annie: … no puedo dormir con una cosa viva arrastrándose por el baño.
Alvy: ¡Mátala! ¡Por el amor de…  ¿por qué pones esa cara?
Annie (sacude la cabeza): ¡No! Por Dios, Alvy, ¿es que ya lo has olvidado? Yo no mato nada que tenga madre…
Alvy (suspira): OK, pero te he dicho mil veces que has de tener un atrapabichos a mano. Nunca se sabe quién puede aparecer arrastrándose.
Annie: Ya lo sé, ya lo sé, tengo un botiquín y un extintor.
Alvy: Es igual, dame un vaso o algo así. Estoy bastante cansado. ¿Sabes? Tú me tomas el pelo, pero tengo que estar siempre preparado para cualquier emergencia. Una inundación, un terremoto (ve un folleto) Oye, ¿qué es esto? ¿Eh? ¿Has ido a un concierto de rock?
Annie: Sí.
Alvy: Oh, vaya, ¿de verdad? ¿En serio? ¿Y te, te gustó? ¿Fue, fue… como te diría… ferolítico? ¿fue de veras super ferolítico? ¿O fue…?
Annie: ¡Fue grandioso y basta!
Alvy: Ah, ya, escalofriante… Cuando… Bueno, se me ha ocurrido una idea genial. ¿Por qué no llamas al individuo que te llevó al concierto de rock y le dices que venga y atrape a la araña? Sería una gran idea…

Annie: Te he llamado a ti. ¿Quieres ayudarme o no? ¿Eh? Toma.

Alvy: ¿Y esto qué es? ¿Qué…? ¿Desde cuando tienes una taza de «National Review»? ¿De qué lado estás ahora?
Annie: Bueno, venía con la revista y me gusta conocer todos los puntos de vista.
Alvy: Espléndido. ¿Y por qué no llamas a Jimmy Carter para que atrape a la araña?
Annie: Alvy, estás bastante agresivo, ¿lo sabías? Y no sólo eso, te veo flaco y cansado.
Alvy: Mira… son las tres de la mañana. Me sacas de la cama, me haces venir corriendo, no consigo encontrar taxi. Me dices que es urgente y yo subo corriendo las escaleras. Me… estaba mucho más atractivo a primera hora de la noche. Oye, ah, dime… ¿cómo… desde cuándo te has liado con un rockero de derechas? ¿Cómo es posible?
Annie: ¿Quieres una taza de chocolate?
Alvy: Oye, ¿me tomas por tu hijo o qué? ¿Qué pretendes…? Yo, yo vine para…
Annie: Tengo un chocolate buenísimo, Alvy.
Alvy: Vale, ¿dónde está la araña?
Annie: Está en el baño.
Alvy: ¿En el baño, dices?
Annie: Oye, no la aplastes. Cógela con cuidado y cuando ya esté dentro de la taza la tiramos por la ventana.
Alvy : Cariño, cariño, llevo atrapando arañas desde que fui boy scout , ¿vale?
Annie: Oh.

Alvy hace mucho ruido.

Annie: ¿Qué pasa?
Alvy: ¡Es una araña muy grande!
Annie: ¿Sí?
Alvy: Si, mucho. Demasiado. Y hay dos.  
Annie: ¿Dos?
Alvy: Sí. No pensaba que fuera tan grande, es una araña imponente. ¿tienes un táper…?
Annie: no.
Alvy: … ¿una olla a presión o algo por el estilo?
Annie: Me lo he dejado casi todo en tu casa, lo siento.
Alvy coge del armario una bandeja de vidrio para el horno con su tapadera.
Alvy: Bueno, voy a coger esto.
Annie: Pero, ¿qué vas a hacer con…?¿pero luego cómo voy a cocinar lasagna?
Alvy: Cariño, en el baño hay una araña del tamaño de un Buick ( Alvy va hacia el baño, seguido por Annie).
Annie: Está bien. Ooooh.
Alvy: Oye, ¿qué es esto? ¿Usas jabón de brea?
Annie : Es para el cutis.
Alvy: ¿Cómo… te has unido a una banda de jazz? ¡Uy!
Alvy se gira y empieza a perseguir a la araña con la bandeja por la bañera. Rompe una de sus esquinas. Estrépito de cristales rotos.
Annie : ¿Qué haces?
Alvy: No te asustes.
Alvy sigue arrastrando la bandeja con entusiasmo. Annie se sienta en la cama, con la espalda apoyada en la pared, tapándose la cara con las manos.
Alvy: ¡Ya está! ¡Las he atrapado a las do…! ¿Qué te pasa? ¿Por qué…
Annie (llora): ¿y ahora qué les va a pasar?
Alvy: pues que las tiramos por la ventana.
Annie: ¿pero quiénes crees que son?¿Amelia Eckhart? ¡no quiero hacerles daño, Alvy!
Alvy: Bueno, vale, bajaré a la calle y las liberaré delicadamente en un jardín.
Annie llora aún más
Alvy: … ¿estás triste? Tú… ¿Qué querías que hiciera? ¿Que las llevara a chipar y las adoptara?
Annie tira del brazo de Alvy y él se sienta a su lado.
Annie (llora): Oh, vale, baja a las arañas pero no te vayas, ¿quieres? ¡Por favor!