Me atrevería a decir que el 95% de las personas que está leyendo esta actualización, ha visto este film, y que el 75% se lo ha tragado, al menos, dos o más veces.

En sus doce años de vida, ha tenido una presencia constante en TV y, en ese tiempo, su simpático y excéntrico secundario ha pasado de ser un tirillas a ponerse un poco fondón.

La mejor escena del film, la única sobresaliente, corresponde a la de la canción de esta semana. Admito que este famoso tema tiene una gran carga emocional para mi. Por razones de economía y pudor, no voy a extenderme en ellas. Lo único que sí diré, es que se la dedico al chico al que más veces se la he cantado, en el día de su cumpleaños.


… and this house just ain’t no home…


*
Decía un tal Alexis Carrel que el tiempo físico nos es extraño, mientras que el interior, es nosotros mismos. Supongo que esa cita define muy bien esta estupenda escena de Notting Hill. Hugh Grant recorre cabizbajo y con expresión ausente los puestos de este variopinto y colorido barrio de London. Lleva siempre la misma ropa y parece mirar sin ver, casi ajeno al hecho de que, a su alrededor, las estaciones se suceden, la gente tiene un propósito o una dirección y la luz cambia.

Ain’t no sunshine, compuesta por Bill Withers y popularizada por Michael Jackson, es una de las canciones más versionadas del mundo (Lighthouse Family, Nancy Sinatra, Paul Carrack, Neil Diamond, Joan Osborne… la lista es interminable), sin embargo, mi favorita sigue siendo la de Mr Withers.

¡Felicidades, Ro por tu segundo punto! Has empatado con j y Rick, mientras que A. y Sybil Vane tienen, por ahora, un puntito cada uno 😉

P.S. El actor tirillas transformado en fondón es Rhys Ifans. Véanlo sino en Harrry Potter y las reliquias de la muerte y me darán la razón 😉

Anuncios