Esta no es una actualización sobre películas románticas, es una actualización sobre historias de amor.

Tal vez el otoño y el invierno nos inviten a refugiarnos en recuerdos, momentos, historias y/o personalidades cálidas, supliendo inconscientemente esa dosis de calor extra que se llevó el verano. O tal vez sea la casualidad (¿eso existe?) de que 2 de las 3 últimas películas que he visto pertenecieran a ese denostadísimo género, pero últimamente me he sorprendido repasando mis historias de amor favoritas.

Aunque comencemos por lo nuevo: New York, I love you y (500) days of Summer. La primera es coquetuela, se deja ver, tiene sus momentos y sus frases antológicas (“¿cómo puedes fiarte de alguien que come de todo?”) pero en mi opinión está a un Atlántico de la irregular pero más que resultona Paris, je t’aime. Lo cual, bien pensando, tiene su lógica. ¿Acaso es posible superar en encanto, fascinación y romanticismo a la ciudad luz?

(500) days of Summer aquí atrozmente traducida como (500) días contigo ha sido calificada por unos como “la película que ha revitalizado el genero” y por otros como “la misma mona vestida de seda”. A mi no me ha parecido ni lo uno ni lo otro, si no something in between. Responde, eso si, a la difícil pregunta de “¿se puede hacer una película romántica para nerds/indies/geeks y no morir en el intento?”.
Es fresca, ágil, entretenida, tiene una pareja con charme (que descubrimiento Joseph Gordon-Levitt) y una B.S.O que hará las delicias de cualquier melómano. Comparada con la media de películas del genero, aprueba sobradamente (lo cual en estos clon times tiene bastante merito), pero tampoco es el Cuando Harry encontró a Sally de los dosmiles. En mi memoria cinéfila han quedado grabadas un particular y tronchante homenaje a las películas de Bergman y una original y devastadora escena en la que con la pantalla dividida, vemos desarrollarse dos situaciones al mismo tiempo: la de las expectativas previas y la de la cruda realidad. En resumen, si buscas un film sin pretensiones que te haga pasar un momento agradable, no te la pierdas

Y ahora sí, extraídas de su embalaje fílmico original, he aquí my favorite love stories (que no mis películas románticas preferidas) :

* Antes de amanecer/Antes del atardecer o la agridulce, inteligente, sensible y románticamente perfecta

* Los puentes de Madison o la que regala magia a los que no sólo nunca la han buscado, sino que han dejado de creer en ella

* Breakfast at Tiffany’s o la de los perdedores perdidos reconvertidos a gatos con nombre

* Breve encuentro o la del tren que perdiste y cuyo número anotaste

* La edad de la inocencia o la que te regala un caleidoscopio para volver a quitartelo

* Wall·E o la lección de humanidad de los que han heredado lo que los humanos casi hemos perdido

* Vacaciones en Roma o la del cuento de hadas imposible con pareja perfecta y sapore italiano

* Eternal sunshine of the spotless mind o la de los que, sin saberlo, esperan contra toda probabilidad

* Casablanca o la que vuelve a vestir de azul a los amantes y convierte en héroes a los cínicos

* In the mood for love o la de tod@s los que han guardado en el hueco de un árbol un “te quiero” nunca dicho

* La reina de África o la de los opuestos prejuiciosos que acaban reinventándose y rescatándose

* Duelo al sol o la “ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio, contigo por que me matas y sin ti porque me muero”

* Jules et Jim o la de los triángulos equiláteros quasiperfectos

* Amelie o la de los soñadores que saben que el miedo desaparece gracias al amor, pero a los que el amor da miedo

¿Cuáles serían las vuestras? 😉

Anuncios