Las traducciones de los títulos cinematográficos más sangrantes se dividen en:

* Los indignantes, cutres y despreciables que no tienen sentido ni justificación posible y que merecen el harakiri o, en su defecto, que te arranque todos los pelos del body con una pinza de depilar un miembro de la mafia rusa:

– El poético Eternal sunshine of the spotless mind (Eterno amanecer de la mente inmaculada), se redujo al supermegaoriginaldelamuerte ¡Olvídate de mi!.

– After Hours fue (inspiradamente) transformada en ¡Jo, que noche! (ya puestos, sólo habría faltado añadir “¡Jo, que nochecita toledana, Pepe!”).
Dr. Strangelove or: How I learned to stop worrying and love the bomb, pasó a ser ¿Teléfono rojo?, volamos hacia moscú. Mary, Jesus and Joseph…
– La maravillosisisisima Some like it hot, se convirtió en el zafio, vulgaris y chavacano Con faldas y a lo loco (¡Cuánta censura, por Dios! Si Saint Wilder solo estaba hablando de jazz…¿no?).
Die Hard o La jungla de Cristal, que es lo pispo, provoca otro big no entender. ¡Pobre calvorota y discriminado Mc Clain!. Con lo testosteróneo que es él y lo bien que luce su camiseta…
Monkey bussiness, por algún capricho ridículo, se conoce en nuestro país como Me siento rejuvenecer. Y menos mal. Si la peli llega a estrenarse en nuestros días, podrían haberla titulado “Botox”, “Viagra” o ”¡Ponga un yogurín en su vida!

* Los que demuestran que el translator se ha licenciado con el método de las 1000 palabras (o que han sido traducidos por Gunilla o Michael Robinson):

– El Bugsbunnyano What’s up, Doc? Acaba siendo ¿Qué me pasa, doctor? cuando en la película de Bogdanovich no aparece un sólo medico y ni falta que le hace…
Marry to the Mob se tradujo aquí como Casada con todos, sin saber que “Mob” es una forma de denominar a la mafia, que era lo que pasaba en el film. Ya de paso, podían haberlo dejado en “Pelandrusca” para orgullo de la Pfeiffer…
– La hitchcockiana Torn Curtain no significa Cortina rasgada, sino telón de acero. Imagina que dolor. ¿Cuántas uñas tu romper?

* Los spoilers (o destripators):

Rosemary’s baby es un título sencillito, abierto, con múltiples posibilidades. Pero nor, tenían que llamarlo La semilla del diablo para fastidiarnos más de la mitad de la trama…
Sleeping with the enemy o Durmiendo con su enemigo (que es casi lo mismo, pero ligeramente más suavizadito), casi se podría haber llamado ”Con un psicópata maníaco-compulsivo, ni te cases ni te embarques”.
– Aunque se trata de una traducción mejicana, no he podido resistirme. ¿Alguien sabe como se tituló en este país la inolvidable Thelma y Louise? Un final inesperado. Juaz, juaz, juaz y rejuaz…

* Los que intentan ser más comerciales que el original, pero acaban dando penita y un ataque insoportable de vergüencitis ajena:

Carlito’s way es, tachán tachán: Atrapado por su pasado. Pos si, pos vale, pos bien. Una peli como esta, se merece algo mejor que el desgastadísimo “atrapado…”, “acorralado…”, “perdido…”etc, etc, etc. Supongo que al traductor le entró un ataque de cursilería por la word Carlitos, o tal vez temió que el público spanish lo confundiera con una de dibujoh animaoh…
– El horroroso Esta casa es una ruina, era bastante menos cutre en el original The money pit. O, sino, juzguen ustedes pisp@s
Airplane! sentó un precedente que debería haber sido como el arca de la alianza y no haberse abierto jamás. Me estoy refiriendo, a la horrenda y explotadísima coletilla de los “como puedas” que tantas sagas nos han martirizado (al final, eligió un mal día, pero aterrizó…)
– Admito tenerle un cariñín especial a Groundhog day. El sufrido Bill Murray, se emparenta con Carlitos y nos lía la manta al quedar también atrapado, pero esta vez en el tiempo. ¿Tan difícil habría sido llamarlo El dia de la marmota? ¿Ein?
– Y mi title supermegachachiguay favorito, es sin ninguna duda, Ice princess o Soñando, soñando… triunfé patinando. Nada puede superarlo.

Leyendo estas cosillas, una no puede evitar recordar a la hermana Maria, corriendo con sus agiles pinrelillos por los montes, mientras entona “Climb every mountain, bord every stream, follow every rainbow, till you find your dreeeeeeeeam”. Hablando de la hiperazucarada Sonrisas y lagrimas, ¿qué leches tiene que ver con el original The sound of music?


¿Recordais alguna traducción tan sui generis que os haya dejado infección ocular?